Feliz Año

La verdad que es bastante difícil, decir en Venezuela “ Feliz año Nuevo”, cuando cada diciembre, el “ Dictador” decide amargarles las navidades a los moradores de este país, ya sea con cualquier tipo de elección, o con sus tan ansiados intentos de atornillarse legal y eternamente en el poder, para así jamás y nunca tener que rendir cuentas, por todo el robo hecho a la nación por el y sus camarillas de aduladores boliburgueses, y porque el “Culillo” de verse sentado en cortes internacionales por las constantes violaciones a los derechos humanos y perseguidos políticos ,no lo deja dormir, de ahí su reiterada demencia.

Ciudadanos de este país, tengan en lo posible “ Un feliz Año Nuevo” y no olviden que jamás hay que bajar los brazos y la guardia, porque si joropo es lo que hay para el próximo año, joropo hay que bailar , así que tengan el traje listo y las alpargatas puestas.

Para cerrar:

Aquí una muestra de la Venezuela posible, un orgullo para todos los habitantes de este país, que nos dice de lo que somos capaces de hacer, cuando nos decidimos a hacer las cosas bien, la Venezuela que esta mas allá, de odios y resentimientos y de ideologías.

vesne6xw1

PENSAMIENTOS SIMON BOLIVAR :

Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. No es el árbitro de las leyes ni del Gobierno; es el defensor de su libertad.

2/01/1814

Huíd del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos.

2/01/1814


Anuncios

Las Mentiras de la revolución : los caprichos de la Familia Chávez

47045703im0Aunque ya estas fotos, tienen tiempo circulando en el Cyber-espacio, es importante traerlas a mención, y ponerlas Bajo la Luz, sobre todo en estos momentos, que la cabeza de la ahora familia mas rica de Venezuela, el Dictador Hugo Rafael Chávez Frías, pretende darle formalidad a su perpetuo mandato, por medio de una enmienda, por los siglos de los siglos, ya que según sus propias palabras solo el esta capacitado para gobernar este país. Ahora, como bien sabe, que mas temprano que tarde , tendrá que rendirle cuenta a la nación, por la mayor corrupción vivida en toda su historia, la mayor violación a los derechos humanos durante el ejercicio de presidente alguno, sucesos oscuros como los del 11-abril del 2002, cuya masacre a venezolanos aun a estas alturas no esta aclarada, sobornos, maletines llenos de dólares viajando por América latina, perseguidos políticos, asesinatos( Danilo Anderson)y un largo etc, que me llevaría muchas líneas de estos post, mencionarlos todos, pero que en el momento que deba responder por todo, se deberá tener la lista completa de todas estas barbaridades de la revolución bonita, para poder cobrar una a una cada actuación, mientras buena parte de los habitantes de este país, pasan hambre, luchan día a día, para llegar sanos y salvos a sus hogares, para llevar alimentos a sus casas, la Familia del dictador, se dan sus buenos gustos, comen bien, y se dan el lujo de viajar a donde quieran sin pasar por la tortura de CADIVI, pasaron de ser una familia patas en el suelo a ser la mas rica de este país, y dueña casi en su totalidad de el estado Barinas y de buena parte de las riquezas de la nación. Todo mientras el Dictador, sigue engañando al pueblo venezolano, manipulando a los pobres, mientras cada día que pasa, los convierte en mas pobres, queriendo entonces darle continuidad indefinida a la mayor estafa sufrida por los habitantes de este país, pero el sabe que tendrá que responder por todas y cada unas de sus actuaciones y por las de sus fieles focas rojitas que avalan y aplauden cada unos de sus actos, pero en lo mas profundo de su humanidad, sabe que un día de estos tendrá que pagar por todo, he ahí la cara de sapo despaturrado,  con la que ha gobernado esta decada perdida ,cuyos ojos hinchados , solo dan a entender sus largar vigilias en horas de sueños, atormentado por sus oscuros pensamientos y actuaciones.

Para cerrar, Una imagen valen más que mil palabras, aquí las ya famosas imágenes, de los que dicen ser revolucionarios, y estar de lado de los pobres, de los que juegan con el dolor y el hambre ajena, y de los que acaban con las riquezas de la nación, queriendo perpetuarse en el poder para jamas y nunca tener que rendir cuenta alguna a los ciudadanes de este pais, en ellas aparece la conductora del Programa de VTV Dando y Dando, la socialista Tania Chavez, disfrutando del espectáculo en el Moulin Rouge y de las calles de Paris. Las tres muchacha que aparecen en la fotos con Chávez, ahora están disfrutando en el concierto de Madonna en Paris.

también está  (detrás de Chávez) el estudiante universitario -también ultrarevolucionario- que salió a la palestra cuan
do los verdaderos estudiantes universitarios salieron a d
efender la democracia, apareciendo como un gran defensor de este gobierno socialista y hablando paja de los ·”hijitos de papá ricachones”.

“Que viva la Robolucion” y el socialismo del siglo 21

getattachmentaspx

getattachmentaspx-2
getattachmentaspx-3
getattachmentaspx-5
getattachmentaspx-4
getattachmentaspx-6
getattachmentaspx-7

El poder y el delirio

TRIBUNA: MARIO VARGAS LLOSA:

Quienes consideran al comandante Hugo Chávez un ser primitivo y superficial juzgándolo sólo por sus apariciones televisivas, en las que derrocha truculencia, demagogia, vulgaridad, diatribas y jerga, se llevarán una sorpresa leyendo el libro que el historiador y ensayista mexicano Enrique Krauze ha dedicado al presidente venezolano: El poder y el delirio. En su intenso rastreo, Chávez aparece, desde adolescente, antes de ingresar al Ejército, como un joven abrasado por una pasión subversiva y patriótica, que practica el béisbol con éxito y devora libros de historia de su país, biografías de sus héroes y escudriña sin tregua la vida y proezas de Bolívar a quien profesa un culto religioso y sueña con emular.

Más tarde, ya de oficial, experimentará una singular conversión a la ideología y los designios revolucionarios de los guerrilleros a quienes ha sido enviado a combatir a la región de Anzoátegui. Allí, en los setenta, leyó un libro que, según Krauze, cambió su vida: El papel del individuo en la historia, del padre del marxismo ruso, Gueorgui Plejánov. A partir de entonces, mezclando reflexiones propias con lecturas de Marx, Lenin y panfletos revolucionarios latinoamericanos, al mismo tiempo que a su devoción por Bolívar añadía la fascinación por Fidel Castro, irá construyendo su peculiar ideología, una alianza de militarismo, marxismo y fascismo, en el que el eje y motor de la revolución es el héroe epónimo, entendido éste en la acepción carismática y trascendental que le atribuyó Carlyle en su libro (tan admirado por Hitler) De los héroes y el culto de los héroes. Todo esto ocurre en el secreto, claro está, pues el Ejército del que forma parte Chávez se halla en aquellos años identificado con los gobiernos democráticos de Venezuela y empeñado en una lucha difícil contra las guerrillas que, apoyadas por Cuba, han abierto varios frentes de lucha en el interior del país. Dentro de sus filas, Chávez forma sociedades secretas y conspira ya entonces preparando la toma del poder mediante un golpe, algo que sólo intentará, fracasando en el intento, años más tarde, en 1992, durante el segundo Gobierno de Carlos Andrés Pérez.

De manera que cuando el comandante Chávez sube al poder, en 1998, ungido por los votos de los electores venezolanos, está lejos de ser un improvisado. Va a poner en práctica un proyecto político y social que irá puliendo y radicalizando desde el gobierno, pero que ya le rondaba la cabeza desde su juventud. Ésta es también una tesis que hace suya el ex presidente boliviano Jorge Quiroga, para quien Chávez es un astuto estratega que, detrás de sus extremos histriónicos, va edificando sin prisa ni pausa y a golpes de chequera -de petrochequera- un imperio continental estatista, totalitario y caudillista. Este proyecto, dice Krauze, aunque se promueve a sí mismo con una retórica revolucionaria y marxista, tiene, por su componente militarista, vertical y sobre todo el culto irracional del héroe, una entraña fascista, y su semejanza mayor, en América Latina, son Perón y el peronismo.

Uno de los aspectos más interesantes de la investigación de Krauze es mostrar la influencia que ejerció sobre Chávez un pintoresco personaje de híbrido prontuario, Norberto Ceresole, peronista, profesor de la Escuela Superior de Guerra en la URSS, representante de Hezbolá en España, antisemita y neonazi militante, autor de libros de geopolítica que negaban el Holocausto. Luego de haber estado vinculado a la dictadura militar de izquierda del general Velasco Alvarado en el Perú, Ceresole se convirtió en asesor y panegirista del comandante Chávez, a quien acompañó en sus giras por el interior de Venezuela.

El poder y el delirio es un libro muy ameno, compuesto de ensayo histórico, reportaje periodístico, documento de actualidad y análisis político. Traza un animado fresco del pasado inmediato venezolano, donde encuentra las raíces secretas de la crisis que abrió a Chávez las puertas del poder en el deterioro, despilfarro y corrupción en que degeneró una democracia que, a la caída de la dictadura de Pérez Jiménez, y con el Gobierno de Rómulo Betancourt había abierto un período, ejemplar en ese momento latinoamericano, de libertades públicas, fortalecimiento de las instituciones civiles y de la legalidad, a la vez que de intensa preocupación social.

Con justicia, Krauze llama a Betancourt “la figura democrática más importante del siglo XX en América Latina”, pues no sólo impulsó la libertad en su país sino luchó sin desmayo contra todas las dictaduras, de Trujillo a Fidel Castro, que mantenían al continente en el atraso y la barbarie. Si la llamada “doctrina Betancourt” que quería comprometer a todos los gobiernos democráticos del continente a romper relaciones y a acosar diplomáticamente a todo régimen de facto hubiera prosperado, otra sería la suerte política de América Latina en la actualidad. Por eso fue atacado con ferocidad sin igual por los dos extremos y se salvó de milagro de los varios atentados contra su vida. Krauze tiene razón: Rómulo Betancourt fue un demócrata cabal, un estadista honrado y lúcido, y si todos los gobernantes que lo sucedieron hubieran seguido su ejemplo jamás hubiera surgido en Venezuela un fenómeno como el de Chávez. Por desgracia no fue así y, al igual que en otras democracias latinoamericanas, la ineficiencia y la corrupción que vinieron después hicieron que grandes sectores sociales, frustrados en sus anhelos, se dejaran seducir por los cantos de sirena revolucionarios. Y, ahora, mientras luchan por recuperar la democracia que perdieron, aprenden (¿aprenden, de verdad?) que el sacrificio de la libertad es siempre inútil, pues los hombres fuertes y caudillos acarrean siempre peores males que los que pretenden remediar.

En los animados diálogos y mesas redondas y entrevistas con intelectuales venezolanos de distintas tendencias que acompañan el ensayo de Krauze, se despliega toda la complejidad de la situación actual en Venezuela, y queda claro que hay criterios muy diversos entre los análisis que hacen distintas figuras de la oposición, de un Teodoro Petkoff a un Germán Carrera Damas o a un Simón Alberto Consalvi, para explicar el fenómeno Chávez. Pero lo que surge de todo ese rico material polémico es algo que resulta muy alentador: lo más graneado y sólido de la intelectualidad venezolana, sea de izquierda, de centro o de derecha, milita en las filas de la oposición democrática al régimen caudillista de Chávez y trabaja para impedir que el proyecto autoritario cancele los espacios de libertad que aún sobreviven. Y todos parecen coincidir en la convicción de que esa lucha por la libertad debe ser pacífica, de ideas y principios, y electoral. Esta es la primera vez en la historia de América Latina en que un régimen “revolucionario” no ha conseguido reclutar a un solo artista, pensador o escritor de valía y más bien se las ha arreglado para ponerlos a todos ellos en la oposición. Vale la pena subrayarlo y celebrarlo porque lo cierto es que hasta ahora todas nuestras dictaduras, sobre todo si eran de izquierda, han tenido cortesanos intelectuales, y a veces de alto nivel.

No es menos extraordinario que en la resistencia a Chávez militen, en la vanguardia, los estudiantes universitarios, en su gran mayoría, y sobre todo los de las universidades públicas, es decir, los de origen social menos próspero. Enrique Krauze entrevista a varios de ellos y hace un perceptivo examen de las razones que han llevado a los jóvenes venezolanos a rechazar la supuesta “revolución socialista del siglo XXI” y a movilizarse, en diciembre del año pasado, contra el intento del régimen de Chávez de legitimar su eternización en el poder mediante un plebiscito. La derrota que allí experimentó el régimen, por primera vez, es una fecha histórica, porque desde entonces ha cambiado la correlación de fuerzas, y ello ha quedado demostrado el pasado 23 de noviembre, con los resultados de las elecciones en las que la oposición conquistó los cinco Estados principales del país y un gran número de alcaldías. No creo que sea wishful thinking predecir que desde ahora, y aunque ello tome tiempo, Venezuela dejará de retroceder hacia el autoritarismo pleno y avanzará de nuevo hacia una democracia renovada, enriquecida por la experiencia y vacunada contra los errores que engendraron la anomalía de la que ahora trata de emanciparse.

http://www.elpais.com

Acido – Humor

ro1811573335directv

Propuesta de enmienda nace en un ambiente desfavorable

2999296191b3d72ebe96ohb83000153254026bb112fboau6

Caracas.- Analistas coinciden en que para el presidente de la República, Hugo Chávez, el resultado de las elecciones regionales del 23 de noviembre, aunado a las circunstancias económicas que se vislumbran para el 2009, enmarcadas en una baja de los precios del petróleo, no representan un cuadro favorable para la continuidad de los altos niveles de popularidad del gobernante.

Ante esa perspectiva, más allá de razonamientos políticos lógicos, el primer mandatario se ve en la necesidad imperiosa de ejecutar los mecanismos que le aseguren mantenerse en el poder mediante la reelección continua planteada en su propuesta de enmienda constitucional.

“No estoy seguro de que el presidente lo está haciendo (la enmienda) con motivo del cálculo racional de que va a ganar. El presidente lo propone en circunstancias adversas, lo propone más por necesidad que por un cálculo político racional. Él sabe que va a tener un año complicado, que los precios del petróleo pueden seguir bajando. Eso significa que el Estado puede perder financiamiento y que por lo tanto puede perder aún más su imagen y aprobación de gestión”, estimó el politólogo John Magdaleno.

Un escenario de ese tipo justifica que el presidente Chávez acelere ahora la propuesta de la enmienda, porque “no tendría oportunidad de promoverla más adelante”, sostuvo el analista.

Arma de doble filo
Para Luis Vicente León, director de Datanálisis,  la solicitud de enmienda es una “medicina riesgosa” para Chávez, pero ante el hecho de no tener otra opción, éste se ve en la necesidad de ejecutarla inmediatamente.

Entre las razones estarían el que a pesar de que numéricamente el chavismo ganó las regionales, desde el punto de vista simbólico, la oposición tuvo un avance significativo “mucho más atractivo, mucho más simbólico y ese triunfo generó todo un ambiente en Venezuela de que la oposición había crecido y que para el presidente Chávez sería difícil en el futuro lograr un control total del país como lo había logrado antes”.

El hecho de que el presidente tenga que enfrentar a una oposición que se hizo con 47% de los votos totales no dibuja un futuro mejor para su gestión, sino por el contrario, entrevé mayor desgaste, con una crisis económica por un lado, y por otro, en un escenario donde los propios chavistas no saben a dónde van.

Debate en blanco y negro
Para León, el primer mandatario necesita organizar el discurso a su alrededor y evitar que se concentre en la oposición.

“Él tiene que rescatar ese proceso, convocar un debate que sea sólo alrededor de él y arrancar una batalla difícil, no es una batalla nada fácil, sobre todo porque  es un tema donde la poblacion no se siente confortable. No solamente la oposición, sino los propios chavistas, sobre todo los chavistas light, independientemente de que les guste Chávez en el poder”, dijo.

Asimismo, cree que para Chávez es vital colocar el debate de la enmienda en términos de un dilema: “Chávez o el caos, Chávez o la guerra, Chávez o el vacío”.

El presidente tendrá que demostrar qué significa un gobierno sin Chávez “y por eso es que está arreciando de manera impresionante contra los alcaldes y gobernadores opositores que ganaron”.

Viento en contra
A juicio de Magdaleno la propuesta de enmienda constitucional arranca con un rechazo importante porque seis de cada 10 venezolanos está en contra, aseguró. A esto se suma que está siendo planteada en un momento inadecuado provocado por los resultados del 23 de noviembre, que no le dan a Chávez un piso político para promoverla de manera exitosa.

El politólogo sostiene que el presidente Chávez habla de enmienda aprovechando que los meses de diciembre y enero son de baja actividad en el país. “Sin embargo, pese a la desmovilización de la cual se quiere aprovechar, pienso que la opinión publica se va a dar cuenta de eso; y por otro lado, lo que ya se sabe, que es inconstitucional. La Constitución claramente en el artículo 345 impide que se vuelva a someter una consulta cuando ya fue sometida el año pasado en el referendo”.

Luis Vicente León indicó que esta estrategia es de “alto riesgo” para el presidente porque la población podría “castigarlo” si llega a sentirse “abusada”.

“Lo llevaría a una ruta natural de rechazo a la enmienda que ya fue rechazada en el pasado; pero también le puede funcionar. Es un tema que arranca en negativo pero él pudiera eventualmente voltearlo si la población no actúa de manera pragmática e intenta evitar el conflicto y la anarquía”.

León apuntó que a pesar de que la propuesta de enmienda es rechazada, la forma de validarla es más fácil que lo que fue hace un año en la reforma, con  “aquella cantidad impresionante de artículos que él pretendía cambiar de la Constitución”.

Magdaleno, por su parte, acotó que después del 23 de noviembre los venezolanos lo que quieren es que se les resuelvan sus problemas, pues para eso acudieron a las urnas a elegir a sus gobernantes. En su criterio, de llegar a aprobarse la enmienda, estaríamos en presencia de una “hegemonía política”.

“Un régimen autoritario legitimado por la sociedad”, concluyó.

http://www.eluniversal.com

Cuando el Teniente Coronel se tongonea se le ve el Bojote,se te olvido el 2-D?, NO es NO – “ Dictador”

03104ray190244thumb4danasummer06

El laberinto de Petare

f014mh011

Nuevo Alcalde Opositor, del Municipio Sucre/Caracas/Venezuela-aclamado por sus habitantes

RETRATO DE LA MISERIA EN VENEZUELA:

  1. El suburbio pobre del este de Caracas, el más grande y violento de América Latina, da la espalda a Chávez
  2. El barrio es un reflejo de la mala gestión del Gobierno venezolano
TONI CANO
CARACAS / ENVIADO ESPECIAL

Las casas de ladrillo desnudo y techo de lámina o uralita se amontonan por las colinas como millares de cajas mal apiladas. Apenas se ven las calles angostas y las escaleras medio caídas. Huele mal. Abajo avanza el río Guaire, pero sin dejar ver sus aguas, negras, de tanta basura que arrastra. En las placitas hay borrachos, indigentes, delincuentes. Las pistolas asoman de los tejanos. Otros hampones cobran peaje en las cercanías. Esto es Petare, en el este de Caracas, un barrio tan poblado como una ciudad: un millón de habitantes. Es el barrio pobre más grande y peligroso de América Latina. “Mira: pura mierda”, dice un miembro de un consejo comunal extendiendo la mano ante la sobrecogedora panorámica.
Petare era uno de los feudos del presidente, Hugo Chávez. Pero el domingo le dio la espalda a su candidato, Jesse Chacón, y un joven y rico opositor, Carlos Ocariz, se convirtió en alcalde de este municipio de Sucre, dependiente tanto de Caracas como del vecino estado de Miranda. Bajo un enorme cartel con el retrato del Che y el lema Patria, socialismo o muerte, venceremos, dos mujeres se avienen a comentar, pero en susurros, el porqué del resultado electoral del domingo. “Nos han tenido en el abandono”, dice una. “A merced de la criminalidad y la basura”, añade la otra.
Se quejan de que solo vieron al alcalde, José Rangel, durante la campaña electoral, de que regalara lavadoras cuando les falta el agua. Un vecino señala una crucecita apoyada en una pared manchada: “Hace cinco días mataron ahí a un chaval y no apareció la policía. Eso cambió mi voto, porque no han hecho nada para acabar con la violencia, y eso que Chacón fue ministro del Interior”. Otro señala: “Siempre pensé que un régimen de militares no iba a crear más que burócratas incompetentes”. La arquitecta Marianella Mora corrobora: “Son malos gestores”.
Mora fue la autora de un ambicioso proyecto, preparado a iniciativa de Chávez, para integrar los cerros de pobreza en la Gran Caracas. “Era un plan de construcción de viviendas para la clase pobre que implicaba el saneamiento del barrio, infraestructura, agua y drenajes, calles, escaleras. Estaba previsto que, en 10 años, al menos el Petare Sur se incorporara a la ciudad”, recuerda. Empezaron por la comunidad de San Blas, una de las muchas barriadas en que se subdivide Petare. Ahí están, a medio hacer, abandonadas, las que tenían que ser la plaza, la escuela, la iglesia, la clínica.

Programa de rehabilitación
A Marianella casi se le saltan las lágrimas: “En estos años, no se ha hecho sino un poquitico, apenas el 20% del programa de rehabilitación del barrio”. El Banco Mundial, que financiaba el proyecto, se retiró ante las invectivas del presidente venezolano. El dinero “se fue en corruptelas y en más casas mal construidas, como siempre”. Y, al final, “todos los proyectos acabaron en la basura”. La arquitecta irá de nuevo con ellos bajo el brazo a ver al nuevo alcalde: “Rangel no hizo nada. En cambio, este chamo (joven), Ocariz, parece muy preparado y lleva tiempo recorriendo el barrio”.
Por contra, este dédalo de callejuelas, este laberinto, ha distorsionado la percepción de Chávez. El presidente afirma que ha perdido en Sucre porque “eso está lleno de ricos”, que además son racistas, porque “tienen negros que les planchan y les hacen de chóferes”. Es cierto que Petare colinda en un extremo con un sector residencial, pero el presidente desbarra al citar varias barriadas que se caracterizan por sus altos índices de pobreza y criminalidad: “Esas zonas están llenas de clubs, donde los ricos de Petare beben aguardiente”.
Al oír el comentario, un vecino sucio y desarrapado dice con sorna: “¡Coño, chico! Ya era hora de que la oligarquía de Petare se impusiera sobre los pobres negros de esta bella urbanización”.

http://www.elperiodico.com