El laberinto de Petare

f014mh011

Nuevo Alcalde Opositor, del Municipio Sucre/Caracas/Venezuela-aclamado por sus habitantes

RETRATO DE LA MISERIA EN VENEZUELA:

  1. El suburbio pobre del este de Caracas, el más grande y violento de América Latina, da la espalda a Chávez
  2. El barrio es un reflejo de la mala gestión del Gobierno venezolano
TONI CANO
CARACAS / ENVIADO ESPECIAL

Las casas de ladrillo desnudo y techo de lámina o uralita se amontonan por las colinas como millares de cajas mal apiladas. Apenas se ven las calles angostas y las escaleras medio caídas. Huele mal. Abajo avanza el río Guaire, pero sin dejar ver sus aguas, negras, de tanta basura que arrastra. En las placitas hay borrachos, indigentes, delincuentes. Las pistolas asoman de los tejanos. Otros hampones cobran peaje en las cercanías. Esto es Petare, en el este de Caracas, un barrio tan poblado como una ciudad: un millón de habitantes. Es el barrio pobre más grande y peligroso de América Latina. “Mira: pura mierda”, dice un miembro de un consejo comunal extendiendo la mano ante la sobrecogedora panorámica.
Petare era uno de los feudos del presidente, Hugo Chávez. Pero el domingo le dio la espalda a su candidato, Jesse Chacón, y un joven y rico opositor, Carlos Ocariz, se convirtió en alcalde de este municipio de Sucre, dependiente tanto de Caracas como del vecino estado de Miranda. Bajo un enorme cartel con el retrato del Che y el lema Patria, socialismo o muerte, venceremos, dos mujeres se avienen a comentar, pero en susurros, el porqué del resultado electoral del domingo. “Nos han tenido en el abandono”, dice una. “A merced de la criminalidad y la basura”, añade la otra.
Se quejan de que solo vieron al alcalde, José Rangel, durante la campaña electoral, de que regalara lavadoras cuando les falta el agua. Un vecino señala una crucecita apoyada en una pared manchada: “Hace cinco días mataron ahí a un chaval y no apareció la policía. Eso cambió mi voto, porque no han hecho nada para acabar con la violencia, y eso que Chacón fue ministro del Interior”. Otro señala: “Siempre pensé que un régimen de militares no iba a crear más que burócratas incompetentes”. La arquitecta Marianella Mora corrobora: “Son malos gestores”.
Mora fue la autora de un ambicioso proyecto, preparado a iniciativa de Chávez, para integrar los cerros de pobreza en la Gran Caracas. “Era un plan de construcción de viviendas para la clase pobre que implicaba el saneamiento del barrio, infraestructura, agua y drenajes, calles, escaleras. Estaba previsto que, en 10 años, al menos el Petare Sur se incorporara a la ciudad”, recuerda. Empezaron por la comunidad de San Blas, una de las muchas barriadas en que se subdivide Petare. Ahí están, a medio hacer, abandonadas, las que tenían que ser la plaza, la escuela, la iglesia, la clínica.

Programa de rehabilitación
A Marianella casi se le saltan las lágrimas: “En estos años, no se ha hecho sino un poquitico, apenas el 20% del programa de rehabilitación del barrio”. El Banco Mundial, que financiaba el proyecto, se retiró ante las invectivas del presidente venezolano. El dinero “se fue en corruptelas y en más casas mal construidas, como siempre”. Y, al final, “todos los proyectos acabaron en la basura”. La arquitecta irá de nuevo con ellos bajo el brazo a ver al nuevo alcalde: “Rangel no hizo nada. En cambio, este chamo (joven), Ocariz, parece muy preparado y lleva tiempo recorriendo el barrio”.
Por contra, este dédalo de callejuelas, este laberinto, ha distorsionado la percepción de Chávez. El presidente afirma que ha perdido en Sucre porque “eso está lleno de ricos”, que además son racistas, porque “tienen negros que les planchan y les hacen de chóferes”. Es cierto que Petare colinda en un extremo con un sector residencial, pero el presidente desbarra al citar varias barriadas que se caracterizan por sus altos índices de pobreza y criminalidad: “Esas zonas están llenas de clubs, donde los ricos de Petare beben aguardiente”.
Al oír el comentario, un vecino sucio y desarrapado dice con sorna: “¡Coño, chico! Ya era hora de que la oligarquía de Petare se impusiera sobre los pobres negros de esta bella urbanización”.

http://www.elperiodico.com

Una respuesta

  1. bueno esta bien existen aun casa de ladrillos en cerros pero le pregunto a el senor autor de este articulo por que ahora es que son mas notados por ustedes ha ,esos ranchos como aqui les decimos senor mio estan alli desde aquellos gloriosos dias de la era democratica en venezuela en que las confeciones eran hechas por la disip ,hera democratica donde a ese pueblo lo excluyeron de todas las decisisiones exepto la ve votar ese cuadro de miseria ,y hambre que usted tuvo a bien en descrivir en su articulo fueron creados por esos 40 anos de democracia ,que ahora tengan mucho mas notoriedad que antes eso es otra cosa si va usted a descrivir la miseria en venezuela por favor hagalo con mucha mas seriedad ,diga todos los logros que esta revolucion ha hecho por su pueblo y no salga con las mismas mentiras de siempre esta ves repetidas y aunmentadas Ahora bien senor mio si usted save el gran cinturon de miseria que rodea a petare y sus alrededores ,pues eso tampoco es culpa de este gobierno si no de su alcalde y la respuesta esta en las urbanisaciones vaya u pase por una de ellas y veran que alli la grama es mas verde ,y su basura si empre esta recojidida incluso hay recojedores de basura alli pero en petare haaaa en petare es otra cosa camarada y si usted no lo ve asi ya se de que pata cojea el perro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: