Propuesta de enmienda nace en un ambiente desfavorable

2999296191b3d72ebe96ohb83000153254026bb112fboau6

Caracas.- Analistas coinciden en que para el presidente de la República, Hugo Chávez, el resultado de las elecciones regionales del 23 de noviembre, aunado a las circunstancias económicas que se vislumbran para el 2009, enmarcadas en una baja de los precios del petróleo, no representan un cuadro favorable para la continuidad de los altos niveles de popularidad del gobernante.

Ante esa perspectiva, más allá de razonamientos políticos lógicos, el primer mandatario se ve en la necesidad imperiosa de ejecutar los mecanismos que le aseguren mantenerse en el poder mediante la reelección continua planteada en su propuesta de enmienda constitucional.

“No estoy seguro de que el presidente lo está haciendo (la enmienda) con motivo del cálculo racional de que va a ganar. El presidente lo propone en circunstancias adversas, lo propone más por necesidad que por un cálculo político racional. Él sabe que va a tener un año complicado, que los precios del petróleo pueden seguir bajando. Eso significa que el Estado puede perder financiamiento y que por lo tanto puede perder aún más su imagen y aprobación de gestión”, estimó el politólogo John Magdaleno.

Un escenario de ese tipo justifica que el presidente Chávez acelere ahora la propuesta de la enmienda, porque “no tendría oportunidad de promoverla más adelante”, sostuvo el analista.

Arma de doble filo
Para Luis Vicente León, director de Datanálisis,  la solicitud de enmienda es una “medicina riesgosa” para Chávez, pero ante el hecho de no tener otra opción, éste se ve en la necesidad de ejecutarla inmediatamente.

Entre las razones estarían el que a pesar de que numéricamente el chavismo ganó las regionales, desde el punto de vista simbólico, la oposición tuvo un avance significativo “mucho más atractivo, mucho más simbólico y ese triunfo generó todo un ambiente en Venezuela de que la oposición había crecido y que para el presidente Chávez sería difícil en el futuro lograr un control total del país como lo había logrado antes”.

El hecho de que el presidente tenga que enfrentar a una oposición que se hizo con 47% de los votos totales no dibuja un futuro mejor para su gestión, sino por el contrario, entrevé mayor desgaste, con una crisis económica por un lado, y por otro, en un escenario donde los propios chavistas no saben a dónde van.

Debate en blanco y negro
Para León, el primer mandatario necesita organizar el discurso a su alrededor y evitar que se concentre en la oposición.

“Él tiene que rescatar ese proceso, convocar un debate que sea sólo alrededor de él y arrancar una batalla difícil, no es una batalla nada fácil, sobre todo porque  es un tema donde la poblacion no se siente confortable. No solamente la oposición, sino los propios chavistas, sobre todo los chavistas light, independientemente de que les guste Chávez en el poder”, dijo.

Asimismo, cree que para Chávez es vital colocar el debate de la enmienda en términos de un dilema: “Chávez o el caos, Chávez o la guerra, Chávez o el vacío”.

El presidente tendrá que demostrar qué significa un gobierno sin Chávez “y por eso es que está arreciando de manera impresionante contra los alcaldes y gobernadores opositores que ganaron”.

Viento en contra
A juicio de Magdaleno la propuesta de enmienda constitucional arranca con un rechazo importante porque seis de cada 10 venezolanos está en contra, aseguró. A esto se suma que está siendo planteada en un momento inadecuado provocado por los resultados del 23 de noviembre, que no le dan a Chávez un piso político para promoverla de manera exitosa.

El politólogo sostiene que el presidente Chávez habla de enmienda aprovechando que los meses de diciembre y enero son de baja actividad en el país. “Sin embargo, pese a la desmovilización de la cual se quiere aprovechar, pienso que la opinión publica se va a dar cuenta de eso; y por otro lado, lo que ya se sabe, que es inconstitucional. La Constitución claramente en el artículo 345 impide que se vuelva a someter una consulta cuando ya fue sometida el año pasado en el referendo”.

Luis Vicente León indicó que esta estrategia es de “alto riesgo” para el presidente porque la población podría “castigarlo” si llega a sentirse “abusada”.

“Lo llevaría a una ruta natural de rechazo a la enmienda que ya fue rechazada en el pasado; pero también le puede funcionar. Es un tema que arranca en negativo pero él pudiera eventualmente voltearlo si la población no actúa de manera pragmática e intenta evitar el conflicto y la anarquía”.

León apuntó que a pesar de que la propuesta de enmienda es rechazada, la forma de validarla es más fácil que lo que fue hace un año en la reforma, con  “aquella cantidad impresionante de artículos que él pretendía cambiar de la Constitución”.

Magdaleno, por su parte, acotó que después del 23 de noviembre los venezolanos lo que quieren es que se les resuelvan sus problemas, pues para eso acudieron a las urnas a elegir a sus gobernantes. En su criterio, de llegar a aprobarse la enmienda, estaríamos en presencia de una “hegemonía política”.

“Un régimen autoritario legitimado por la sociedad”, concluyó.

http://www.eluniversal.com

Una respuesta

  1. Un saludo en ocasión de participarte que en mi blog tienes “un reconocimiento entre amigos” (El Premio brasilero “Libertas”)
    Martha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: