Muere Franklin Brito, Brazo ejecutor de la misma : Hugo Chávez


En lo que se convierte e un hecho inédito en el país.

La miseria Humana cobra vida, esta ves en  manos de el Dictador Hugo Chávez, quien no solo nunca atendió el llamado de este productor agropecuario, sino que utilizando los organismos que esta bajo su mando , lo tildaron de loco, para luego llevarlo en contra de su voluntad a un hospital militar del estado y tenerlo ahí preso hasta el da de su fallecimiento , es así como ya a las victimas que mueren  cada fin de semana, producto de la inseguridad reinante en el país, ahora se suma a todas las victimas del regimen, esta lamentable muerte, que no hace,mas que aumentar su expediente de casos de lesa humanidad, aquí la noticia y su recorrido por el globo terráqueo:

Muere el venezolano en huelga de hambre en protesta contra el Gobierno de Chávez

Franklin Brito, agricultor venezolano de 49 años, ha fallecido hacia las 21.00 horas del lunes en Caracas (03.30 horas en la España peninsular), tras una huelga de hambre iniciada hace varios meses para protestar contra la política de expropiaciones y nacionalizaciones desarrollada por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Lo ha comunicado su mujer, Elena de Brito, al diario opositor El Universal, diciendo que los médicos del Hospital Militar Carlos Arvelo le avisaron de la muerte del marido pero sin ofrecerle más detalles.

Según las declaraciones de la mujer, era desde el viernes 20 de agosto que Brito “permanecía en una especie de coma inducido en la terapia intensiva del hospital”. El canal Globovisión publicó un comunicado de la familia en la que se dice que “tras una lucha de más de seis años, mas de ocho huelgas de hambre, la mutilación de un dedo y haber sido víctima de una irregular privación de libertad, el cuerpo de Franklin Brito dejó hoy de realizar funciones vitales”. El comunicado sigue afirmando que Brito sigue viviendo en la lucha del pueblo venezolano “por el derecho a la propiedad y el acceso a la justicia”.

Brito había realizado repetidas huelgas de hambre para protestar por la presunta expropiación de sus tierras en el estado de Bolivar, en el sureste de Venezuela. El pasado mes de junio , Brito, en huelga de hambre y sed, comenzó a recibir tratamiento de hidratación por parte de médicos de la Cruz Roja Venezolana. En ese mismo periodo, el vicepresidente del país, Elías Jaua, afirmó que se había “desatada una campaña, tanto nacional que internacional”, sobre el caso del productor agropecuario. Una campaña que quería “inducir a la muerte a Brito para presentarlo como un hecho de violación de los derechos humanos por parte del Estado venezolano”.

Antes de las huelgas de hambre, Brito ya protagonizó una protesta el 10 de mayo de 2005, cuando, frente a reporteros a los que convocó en una plaza de Caracas, se cortó un meñique, por el supuesto desconocimiento gubernamental de una propiedad rural de 299 hectáreas.

http://www.elpais.com/

Fallece venezolano que mantenía huelga de hambre:

Franklin Brito, productor agrícola de 49 años de edad, que mantuvo sucesivas huelgas de hambre en protesta contra el Gobierno venezolano, falleció en la noche de este lunes, según medios de prensa locales que citan fuentes familiares.

El diario El Universal informó en su edición digital de que la esposa de Franklin Brito, Elena, declaró al rotativo que su marido murió alrededor de las 21.00 hora local del lunes (01.30 GMT del martes).

Señala el periódico que la esposa de Brito explicó que “los médicos le avisaron del deceso pero no le ofrecieron detalles sobre la muerte”.

“Al parecer, al productor agropecuario le dio un infarto y aunque los galenos trataron de reanimarlo no tuvieron éxito”, indica el diario.

Agrega que, desde el viernes 20 de agosto, el productor agropecuario “permanecía en una especie de coma inducido en la terapia intensiva del Hospital Militar” de Caracas.

Según el rotativo, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científica, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se encontraba en el lugar en la noche del lunes y se preveía el traslado del cuerpo el martes por la mañana.

Por su parte, el canal Globovisión publicó un comunicado de la familia en el que se señala que “tras una lucha de más de seis años, más de ocho huelgas de hambre, la mutilación de un dedo y haber sido víctima de una irregular privación de libertad, el cuerpo de Franklin Brito dejó hoy de realizar funciones vitales”.

“Todo esto no significa, sin embargo, que Franklin Brito ha muerto. Franklin vive en la lucha del pueblo venezolano por el derecho a la propiedad, el acceso a la justicia, por la vida en libertad y el respeto de los gobiernos a los derechos humanos, colectivos e individuales”, subraya el comunicado.

Desde julio de 2009, Franklin Brito había realizado sucesivas huelgas de hambre para protestar por la presunta expropiación de sus tierras en el estado Bolívar, en el sureste de Venezuela.

El pasado mes de junio, Brito, en huelga de hambre y sed, comenzó a recibir tratamiento de hidratación por parte de médicos de la Cruz Roja Venezolana, informaron entonces medios locales.

El productor pesaba en aquel momento 43 kilos y los médicos de la Cruz Roja no pudieron suministrarle suero vía intravenosa debido a su extrema delgadez, dijo entonces su hija, Ángela Brito, de acuerdo a la información de la prensa.

Brito había iniciado una huelga de sed para exigir que se permitiera a la Cruz Roja Venezolana asistirlo, ya que no confiaba en los médicos del Hospital Militar, donde permanecía desde diciembre pasado en contra de su voluntad, según él mismo explicó.

Un tribunal de Caracas autorizó en junio a la Cruz Roja a asistir a Brito, horas después de que el vicepresidente venezolano, Elías Jaua, denunciara que se había “desatado una campaña, tanto nacional o internacional” sobre el caso del productor agropecuario y profesor de Biología.

Esa campaña, agregó Jaua, buscaría “desvirtuar la verdad”, que es “inducir a la muerte” al huelguista “para presentarlo como un hecho de violación de los derechos humanos por parte del Estadovenezolano”, según destacó.

Jaua ofreció esas declaraciones tras reunirse con representantes en Venezuela de Naciones Unidas, de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a quienes alertó del supuesto “mal uso” que está haciendo la oposición al presidente Hugo Chávez del caso de Brito.

Brito cumplió su primera protesta el 10 de mayo de 2005, cuando, frente a reporteros a los que convocó en una plaza caraqueña, se cercenó un meñique y amenazó con cortarse un dedo cada semana en rechazo al “ensañamiento” gubernamental que denunció en su contra.

Esta protesta la hizo por el supuesto desconocimiento gubernamental de una propiedad rural de 299 hectáreas, lo que Jaua dijo que es falso y que más bien fue el Gobierno de Chávez el que le concedió las escrituras de propiedad en 1999.

Brito empezó su huelga de hambre a mediados del año pasado ante la oficina en Caracas de la OEA y suspendió el ayuno el 4 de diciembre, cuando se le notificó la anulación de la expropiación, tras lo cual fue trasladado al Hospital Militar.

El Instituto Nacional de Tierras (INTI) revocó entonces las cartas agrarias emitidas a favor de terceros, con presunta afectación de terrenos de Brito.

El agricultor puso tres condiciones para no retomar la huelga: “que emitan una copia certificada” de la anulación de la expropiación, “que inicien el proceso de indemnización y que desmientan las versiones aparecidas en la prensa” sobre supuestas deudas que mantendría con el INTI.

Al no plegarse las autoridades a sus demandas, Brito reinició intermitentemente su huelga de hambre.

Advierten consecuencias jurídicas para el Estado por caso Brito

Destacó el abogado especialista en Derechos Humanos que en el caso hay varias situaciones que deben ser analizadas, por ejemplo, la “privación ilegítima de la libertad de un individuo”, en virtud de que hubo una decisión judicial para que fuese recluido en el Hospital Militar, aún en contra de su voluntad.

Caracas.- El abogado Alfredo Romero señaló que la muerte de Franklin Brito acarreará consecuencias jurídicas al Estado, tanto en el ámbito nacional como internacional, al afirmar que no es sólo el Gobierno sino las instituciones las que tienen responsabilidad por el deceso del producto agropecuario.

Romero indicó que el Estado tenía la responsabilidad de negociar con Brito, y no hacer uso de un “esquema de manipulación” en el que incluso se usaron testimonios para descreditarlo.

Recordó que Brito estuvo en el Hospital Militar en contra de su voluntad.

Destacó el abogado especialista en Derechos Humanos que en el caso hay varias situaciones que deben ser analizadas, por ejemplo, la “privación ilegítima de la libertad de un individuo”, en virtud de que hubo una decisión judicial para que fuese recluido en el Hospital Militar, aún en contra de su voluntad.

A ellos se suma que fue recluido con el fin de resguardar su vida y resultó que su vida no fue resguardada. A juicio de Romero, esto podría tener vinculación con los llamados crímenes de lesa humanidad.

Asimismo, destacó que por mucho tiempo no se permitió que la Cruz Roja asistiera a Brito, a pesar de que él mismo lo solicitaba.

Igualmente, Romero manifestó que a Brito se le sometió a un trato “que pudiese interpretarse como tortura” en lo que fue la manera de alimentar

http://www.eluniversal.com

Himiob: La Constitución responsabiliza al Gobierno de la muerte de Brito

El abogado recordó que el artículo 43 de la Carta Magna establece que el Estado tiene a su cargo la integridad de las personas que están bajo su custodia. Más: Familiares no han tenido acceso al cuerpo de Brito Reacciones: MUD dice que Brito fue víctima de arrolladoras políticas agrarias e Internautas se solidarizan con Franklin Brito
31 de agosto 2010 | 12:36 pm – Ángela Rodríguez

El abogado especialista en Derechos Humanos, Gonzalo Himiob, aseguró este martes que el Gobierno es responsable de la muerte del productor agropecuario Franklin Brito según lo establecido en la Constitución.
Himiob recordó lo establecido en el artículo 43 de la Carta Magna, según el cual el Estado tiene la responsabilidad sobre la integridad de las personas que están bajo su custodia.
También resaltó que Brito se encontraba recluido desde diciembre de 2009 en el Hospital Militar Carlos Arvelo en contra de su voluntad, sin que se le permitiera la salida o el traslado a otro centro asistencial.
“A él se le fuerza a permanecer recluído en el Hospital Militar” por un “supuesto resguardo a su vida”, explicó, y enfatizó que este acto es una “violación gravísima a sus derechos” humanos.
El abogado expresó sus condolencias por el fallecimiento de Franklin Brito, y dijo que “es una muerte que no ha tenido ninguna necesidad de ser si el Gobierno se hubiese mostrado flexible y comprensivo frente a unas demandas razonables” que llegaron a ser reconocidas por el propio Gobierno, aunque nunca se concretaran las peticiones.
Respecto a las declaraciones realizadas por el diputado y candidato a la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela, Mario Isea, Himiob calificó su declaración como “una estupidez de un individuo que no se ha leído la Constitución”.
También consideró una “irresponsabilidad de marca mayor” que se quiera crear propaganda de izquierda a través de este fallecimiento, lo que “demuestra lo poco humanista que es esta revolución“.

Acciones legales


Himiob explicó que los próximos escenarios planteados para la familia de Franklin Brito trascienden a instancias internacionales, ya que los organismos judiciales venezolanos estarían supeditados al Gobierno central.


Recordó que Brito “fue alimentado por vía nasal a través de una sonda que se le introdujo hasta el estómago en contra de su voluntad”, lo cual “se considera como tortura” e incluso fue establecido como tal tras conocerse actos similares en la cárcel de Guantánamo.
Por ello, se plantea “acudir a las instancias internacionales” para denunciar que “contra Franklin Brito se cometieron graves violaciones a los derechos humanos”.
Entre los hechos a denunciar se encuentran “crímenes de lesa humanidad, entre ellos la detención forzada y la tortura” en el Hospital Militar.
Por último, el abogado hizo un “llamado a la conciencia de los venezolanos” y aseguró que “la muerte de Franklin Brito tiene que servir para que las organizaciones internacionales terminen de entender que no están allí para proteger al poder de los ciudadanos sino a los ciudadanos del poder”.

Falleció Franklin Brito tras siete años de lucha


La familia reiteró que continuará la defensa de su propiedad. El productor agropecuario murió la noche del lunes en el Hospital Militar de un paro cardíaco

El productor agropecuario Franklin Brito, de 49 años de edad, falleció anoche en el Hospital Militar tras sobrevenirle un paro cardíaco. Su esposa Helena Rodríguez de Brito confirmó la muerte vía telefónica. Contó que los médicos tratantes le notificaron sobre el estado crítico en que se encontraba su esposo, poco antes de las 9:00 pm.
“Nos avisaron cuando los aparatos a los que estaba conectado mi papá comenzaron a indicar su gravedad. Intentaron revivirlo, pero no pudieron hacer nada, ya era muy tarde”, señaló Francia Brito, hija del productor.
La familia Brito Rodríguez emitió anoche un comunicado, el cual fue publicado en Twitter, en la cuenta @radardebarrios. “El cuerpo de Franklin Brito muere en la institución militar donde lo mantenían retenido en contra de su voluntad. El gobierno del presidente Hugo Chávez ignoró la petición de Franklin, el clamor de su familia y los llamados de los organismos internacionales para permitir que tuviera acceso a asistencia médica elegida por él mismo y, por lo tanto, merecedora de su confianza.
La familia Brito por ahora se abstiene de emitir opiniones sobre las causas directas del deceso, en virtud de las insólitas e inhumanas circunstancias que lo rodearon”, dice el documento.
La esposa y los cuatro hijos del productor agropecuario reiteraron en el texto que la lucha de Franklin Brito continúa. “Nosotros, su familia, seguiremos luchando por el patrimonio de sus hijos. Y su consciente sacrificio no será en vano mientras los hijos de Venezuela estén también dispuestos a defender el patrimonio físico y moral de la Nación”, señalaron.
El pasado 22 de agosto los parientes de Brito advirtieron que sólo le funcionaba un pulmón, por lo que los médicos le practicaron una intubación, su estado de salud era crítico.

Ese día le exigieron al Presidente que solucionara el problema. “Él sabe que la vida de Franklin Brito está en sus manos” dijo Ángela Brito.
Defensa de la propiedad
La lucha de esta familia comenzó en el año 2003, cuando le invadieron su fundo en el estado Bolívar y el Instituto Nacional de Tierras repartió unas cartas agrarias dentro de los linderos de su terreno. Franklin Brito realizó en 2004 dos huelgas de hambre, una en la Plaza Miranda y otra en el TSJ. Se cortó un dedo y denunció su caso en diversas instituciones del Estado.
En 2006 el presidente Chávez se refirió al caso en sus programas dominicales, le ordenó al ministro Jesse Chacón que ayudara al productor, quien era biólogo de profesión y docente en un liceo de la región.
La familia recuperó su fundo. Le entregaron enseres y 150.000 bolívares en dos cheques, pero Brito consideró que la indemnización era ilegal.
Además no le revocaron las cartas agrarias que estaban sobre su terreno.
En 2007 acudieron al TSJ para solicitar un recurso de amparo, pero la Sala Constitucional lo declaró inadmisible.
El 2 de julio de 2009 inició una huelga de hambre en la sede de la OEA, en Caracas.
Luego de 154 días de ayuno, el productor agropecuario suspendió la huelga y fue internado en el Hospital de Clínicas Caracas. Puso fin a la protesta luego de que el INTI dijo que revocaría las cartas agrarias que había otorgado a dos vecinos del hacendado.
Después de una semana, Brito se apostó nuevamente en la OEA para retomar la huelga debido a que no se hizo oficial la revocatoria de las cartas agrarias.
El 14 de diciembre de 2009 fue trasladado al Hospital Militar en contra de su voluntad.

http://www.el-nacional.com

Anuncios

El matón patriótico

By CARLOS ALBERTO MONTANER

Se multiplica la violencia en Venezuela. Las turbas chavistas amenazan, golpean y acosan a los adversarios del gobierno que se atreven a protestar públicamente. A veces utilizan armas de fuego. Se desplazan en motocicletas desde las que disparan. Tienen licencia para hacer daño. Es lo que se espera de ellos. Es lo que hacen llenos de ardor ideológico. No son enfermos ni locos. No se sienten criminales. Son matones patrióticos. Son revolucionarios poseídos por la certeza de que a los enemigos del chavismo, que son, claro, los enemigos de la patria, hay que aplastarlos como si fueran cucarachas.

Hace unos cuantos años recibí en mi oficina de Madrid a un hombre joven que, en su adolescencia, había sido un matón patriótico. Decía estar arrepentido. En 1980, cuando estudiaba en una escuela secundaria (tendría unos 14 años) había participado en el asesinato de un maestro durante un “acto de repudio”. En Cuba los actos de repudio son manifestaciones colectivas de odio organizadas por la policía política y el partido comunista. Su función es aterrorizar a la sociedad para que las personas obedezcan. En ese año hubo miles de actos de repudio porque decenas de millares de personas querían huir de la Isla. El maestro, un mulato que enseñaba inglés, había notificado que deseaba abandonar el país y el gobierno decidió darle un escarmiento con sus propios alumnos. Comenzaron a gritarle. Lo llamaban “gusano”. Lo escupieron. Uno lo abofeteó. Cayó al suelo y empezaron a patearlo. Lo mataron a patadas. Lo aplastaron como a un “gusano”.

El Odio

Los jóvenes matones patrióticos no sintieron ningún remordimiento. En abril de 1967, el Che había prescrito la correcta actitud moral que debía acompañar a los revolucionarios en su “Mensaje a la Tricontinental”: “El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar”. Un buen revolucionario debía ser una fría máquina de matar. El era así. Lenin era así. Fidel y Raúl Castro son así. Nunca les ha temblado el pulso en el momento de eliminar a un supuesto enemigo de la revolución. Los nazis y fascistas eran así. Los suicidas-terroristas del mundo islámico son así. Convencidos de la santidad de la causa que defienden, los matones patrióticos son capaces de cualquier cosa.

El matón patriótico no debe ser confundido con los sicarios o con los sicópatas. Los sicarios son profesionales del crimen. Los sicópatas no necesitan razones ni justificaciones para cometer asesinatos o hacerle daño a un semejante. Son indiferentes ante el dolor ajeno. El matón patriótico es otra cosa. Cuando Hugo Chávez o los Castro alientan a sus turbas a apalear a los adversarios sienten que están cumpliendo con unas normas morales superiores vinculadas al mejor destino de la humanidad, algo que sólo ellos conocen. Por eso son tan peligrosos. No hay nadie más letal que un tipo poderoso y duro adscrito a una ética de fines dispuesto a ensayar cualquier medio para lograr sus objetivos. Así era Adolfo Hitler.

El Riesgo de Hoy

Cien millones de muertos. Ese es el inmenso riesgo del marxismo que hoy intentan revitalizar los partidarios del Socialismo del siglo XXI. Marx postulaba la inevitabilidad de la lucha de clases, creía que la violencia era la partera de la historia y defendía la dictadura del proletariado como forma de alcanzar el paraíso sobre la tierra. Quienes tomaron en serio sus enseñanzas causaron cien millones de muertos a lo largo del siglo XX. No ha sido la única experiencia nefasta contemporánea –el fascismo y el nazismo fueron terribles–, pero ha sido el más cruento episodio de la historia política de nuestra especie. Lenin, Stalin, Mao, Fidel Castro, Pol Pot, Ceausescu, el resto de esa destructiva banda no eran asesinos en serie. Eran matones patrióticos.

http://www.elnuevoherald.com/

Yo, Bolívar Rey

J.J. ARMAS MARCELO

Llegué a Venezuela por primera vez en el momento en que el presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, «el hombre que camina», nacionalizaba el petróleo. Julio de 1976. La noticia firme era un rumor extendido por el propio gobierno venezolano desde hacía unos meses. En todos los circuitos financieros, empresariales, sindicales, periodísticos, universitarios y culturales se discutía sobre la medida «histórica» con demasiada altivez nacionalista y siempre en torno a una botella de Old Parr y «pasapalos» para cada comensal y «conversador». Incluso en la llamada República del Este, en Sabana Grande, «heterodoxa y libre» por oposición geográfica al Palacio de Miraflores de Caracas, los intelectuales afectos al trago cotidiano no dejaban la fiesta en paz: Venezuela era rica y podía hacer con el petróleo, que también era suyo, lo que le diera la gana. O sea, CAP tenía sus razones.

Hasta esa fecha, Venezuela era el país más rico de Iberoamérica, vivía en la borrachera de los petrodólares y adoraba, como a un dios napoleónico invencible, al Libertador Simón Bolívar. En el llamado, por los intelectuales activos de aquella Venezuela pujante, Triángulo de las Bermudas, formado por los bares Camilo´s, Franco´s y Al Vecchio Moulino, el escritor Caupolicán Ovalles, autotitulado Padre de la Patria, amenazaba ya con un texto literario que «será revolucionario». Se titulaba Yo, Bolívar Rey, y fue publicado años más tarde, en diciembre de 1986, con más pena que gloria. Ni literaria ni políticamente pasó nada.

Para ese entonces, el verdadero rey de Venezuela era el bolívar, y no digamos «el fuerte», una moneda equivalente a cinco bolívares y, como me decían mis amigos venezolanos, « a todas las pesetas». El cambio de la moneda venezolana con el dólar estaba estabilizado en 4´30 bolívares y, según los dogmáticos que nunca dudan de nada, jamás llegaría al bolívar ni una devaluación ni un cambio negativo. Pero, al mismo tiempo, el latrocinio que se vivía a diario en el mundo de los negocios y la política convertía a la élite venezolana en sospechosa de saquear a su propio país. En aquellos días de juventud, vino y rosas, conocí, en las interminables horas del trago del Triángulo de las Bermudas a dos personalidades que más tarde serían presidentes de la República: Luis Herrera Camping, copeyano, y Jaime Lusinchi, adeco.

No había, pues, de qué quejarse en el país de las maravillas petroleras y la moneda fuerte, el país de la riqueza, el mayor importador de whisky del mundo, el país feliz de los «tabaratos». Todo estaba en orden, y las «pequeñas injusticias» de los ranchitos que rodeaban Caracas no constituían una amenaza sino exactamente lo contrario: el atrezzo social que venía a explicarnos la inmigración colombiana gracias a la riqueza de su vecino. Pero en febrero de 1983, el presidente copeyano Herrera Camping devaluó el bolívar «intocable» hasta entontes y puso en circulación un triple cambio (dos preferentes, para deudas e importaciones; y uno libre). El bolívar había dejado ser rey para siempre y, conforme avanzó la decadencia del sistema político venezolano, avanzó a pasos agigantados la ruina de la moneda hasta entonces más fuerte en toda Iberoamérica.

Lo de Bolívar Rey de Ovalles viene «por los fueros» de la Historia, porque hubo momento en que Simón Bolívar, pensó como Napoleón (a quien odiaba) coronarse Rey. Algunos de sus secuaces lo impulsaron a cometer esa tropelía, pero al final la tentación no llegó a palacio y Bolívar, el Libertador, pasó a mejor gloria en Santa Marta, en el exilio y junto al mar, maldiciendo la hora en la que vivió en América y aconsejando que lo único que podía hacerse en aquel continente era emigrar.

Muchos años después, como en la novela de García Márquez, un militar golpista, ensoberbecido y populista, se alzó sobre las botas de Bolívar, asumió una pretendida doctrina del Libertador como suya y fundó un nuevo país, la República Bolivariana de Venezuela. Sobre esas alforjas, montó el experimento del «socialismo del siglo XXI», siguiendo una a una las pautas suicidas del castrismo cubano. Ahora, en 11 años de gobierno del «revolucionario» bolivariano, el bolívar -la moneda que fuera la más fuerte del continente- ha perdido el 90% del valor, la inflación está más allá del 25%, una nueva clase rica (los boliburgueses) se hacen cargo del país, ayudados por sus «asistentes» cubanos, y Venezuela se va poco a poco hundiendo en una pobreza que nada tiene que ver con sus posibilidades innatas.

El nuevo rey de Venezuela y el bolívar se llama Hugo Chávez Frías, y es producto de una larga temporada de latrocinio sin tasa, de la depauperación de los valores morales de la vieja democracia firmada en Punto Fijo, de la incapacidad y desidia (cuando no del protagonismo de ese mismo latrocinio) de las clases dirigentes y del cansancio de los materiales de un sistema que era visto como ejemplo por todos los países de la región. Hace nada, el nuevo rey de Venezuela, Hugo Chávez, el dueño de Bolívar y del bolívar, advertía en La Habana, en la clausura de la reunión internacional del ALBA, que «a Venezuela la están rodeando», en referencia a las bases norteamericanas que Colombia ha firmado con los Estados Unidos de Obama, además de las que los gringos tienen en Aruba y Curaçao. Durante tres horas, el rey Chávez habló imitando, incluso en los gestos, al joven Fidel Castro de los 60, el mismo que avisaba de la invasión yanqui al archipiélago cubano, el mismo que para ese plan militarizó la isla, el mismo que envejece medio siglo después como un lagarto enfermo en su casa habanera de Jaimanitas. Porque lo que busca Chávez, el rey antimidas venezolano, es no sólo perpetuarse (como un rey de verdad) en el poder, sino ser el líder de un sistema que «no termina de triunfar por los bloqueos que le impone el Imperio».

¿Y quién o quiénes bloquean hoy al país de Bolívar?, ¿Colombia, Estados Unidos? ¿Dónde está el embargo en este caso?, ¿por dónde le entra el agua al coco?, como dicen los caribeños para preguntar por el falso enigma. Por Hugo Chávez Frías, el militarote, el golpista, el populista que, poco a poco, lleva a su país hacia la Cuba castrista, milimétricamente, con no otra intención que extender el malestar contra los Estados Unidos, cuya torpeza política es bastante responsable -por cierto- de esta situación, y contra todo aquel «enemigo» que no siga las consignas supuestamente revolucionarias del rey-dios bolivariano y bravucón.

La pregunta para los historiadores de verdad, para quienes de verdad conocen Venezuela y su historia de machete, es saber hasta cuándo va a aguantar su población las despóticas leyes y consignas de un rey-dios que ha convertido el país en una sangría económica y humana: casi 20.000 muertos por violencia el año pasado, aunque el gobierno no da cifras de estos datos desde el año 2005. ¿Acaso casi 20.000 muertos al año no es una guerra civil encubierta en la inseguridad ciudadana? Mientras tanto, ufano como un nuevo Libertador, Hugo Chávez, el rey-dios sigue su camino hacia atrás, huyendo hacia delante, de triunfo en triunfo, y de ruina en ruina, hasta la derrota final de Venezuela.

http://www.abc.es

El crimen chavista contra la prensa independiente

EDITORIAL

En una jugada enrevesada y torcida, como son las decisiones que suele adoptar Hugo Chávez, la prensa independiente venezolana vive hoy una de las peores crisis de su historia. El cierre de seis canales de la televisión por cable, incluida la doblemente censurada empresa Radio Caracas Televisión Internacional (RCTV), es una barbaridad más, que pone en evidencia no solo las tropelías de las que es capaz el chavismo, sino también la entraña autoritaria de un régimen que en los hechos persiste en comportarse como la peor de las dictaduras.

Mientras la tendencia mundial es hacia la desregulación o la autorregulación mediática, el gobierno de Chávez da el zarpazo e incurre en otra leguleyada para sacar del aire a medios de comunicación de oposición simplemente porque se atreven a criticar y fiscalizar la gestión del presidente y sus adláteres.

En esta ocasión estamos ante un plan fríamente calculado que empezó a tomar cuerpo la semana pasada, cuando la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) colocó en una lista a 24 canales que, si bien se transmiten a través de la televisión pagada, ahora son considerados servicios de producción nacional, con todas las obligaciones y “presiones” que eso implica en Venezuela, establecidas en la cuestionada Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (Resorte) y otras normas técnicas.

El siguiente paso fue la exhortación que Conatel, al mejor e intimidatorio estilo que caracteriza al gobierno, extendió a las operadoras del cable para que retiren de la parrilla televisiva a seis empresas que, según se aduce, no estaban cumpliendo las “obligaciones” de la señal abierta, como son transmitir las cadenas y mensajes institucionales, respetar las directrices sobre horarios de programación infantil y, en general, sujetarse a las polémicas normas que deben cumplir esos canales.

En medio de la sorpresa mundial, fueron retiradas del aire televisoras afiliadas a cadenas internacionales como American Network, América TV, Momentum, Ritmo Son, TV Chile y también la venezolana RCTV, que ahora tienen dos opciones: o reconocen que son canales “nacionales” o demuestran, aunque parezca irónico, que son “internacionales” no obligadas a transmitir, por ejemplo, el “Aló, presidente” de Chávez.

El gobierno aduce que estos medios censurados tienen 70% de su programación nacional, y por lo tanto son de señal abierta; para RCTV, en cambio, se trata de una calificación incorrecta y abusiva, sujeta incluso a una apelación judicial pendiente; una represalia vil porque ese canal se ha negado a transmitir los últimos mensajes en cadena del régimen.

En un sentido o en otro, nada justificaba este golpe artero a la democracia y a la libertad de expresión; un retroceso inaceptable que nuestro continente no debe tolerar.

Por eso, si Chávez cree que saldrá ileso de este nuevo atentado contra el periodismo independiente —en un año electoral, con crisis económica y cuando acaba de renunciar su vicepresidente—, se equivoca de plano, como se lo han recordado ayer la población y los obispos venezolanos, los gobiernos de Francia y Chile, la CIDH, OEA, SIP e IPYS. Y es que el chavismo, egocéntrico e intolerable, ha recurrido al fácil expediente de aplicar una sanción sin garantizar el debido proceso, la defensa de los medios involucrados, y sin esperar el pronunciamiento de las leyes.

Si cinco canales sancionados pertenecen a cadenas internacionales, todo indica que esta censura tiene nombre propio: perjudicar otra vez a RCTV, la señal abierta que tuvo que salir del aire en mayo del 2007 porque ese gobierno, que actúa como una autocracia, lo acusó de “golpista” y le negó la renovación de la licencia de transmisión. Lejos de amilanarse, RCTV votó por el cable, tuvo que reducir su plantilla y adoptar un nuevo estatus que no lo obliga a transmitir los mensajes de Chávez; un acto de plena independencia que el mandatario, obviamente, no perdona.

El Perú, que ha vivido los perjuicios de la incautación de los medios y su grosera manipulación por parte de dictaduras y falsas democracias, debe rechazar estos abusos.

El Comercio, en particular, los condena y expresa desde aquí su solidaridad a RCTV y al resto de televisoras hoy víctimas de la arbitrariedad. Los demócratas del continente deben poner este grave tema en agenda para que a nadie se le ocurra meterse en este tipo de aventuras antidemocráticas que atentan no solo contra el derecho a informar, sino también contra el derecho de los ciudadanos a acceder a información libremente.

El Comercio- Lima / Peru/ Martes 26 de enero de 2010

Una caída inevitable

EDITORIAL

La fuerte devaluación del bolívar estaba prevista. Lo que está por verse es el efecto que la medida tenga sobre el gobierno de Chávez.

Para quien no haya estado al tanto de las noticias, las largas filas que se han visto durante los últimos días en los almacenes de electrodomésticos y en los supermercados de las principales ciudades venezolanas podrían dar una falsa ilusión de prosperidad. Pero la ola consumista en el país vecino tiene otra explicación. Todo se relaciona con el desespero de la gente por adquirir artículos varios, antes de que los precios reflejen la devaluación que sufrió el bolívar en la noche del llamado ‘viernes rojo’.

VIERNES ROJO

Como se recordará, fue el 8 de enero cuando Hugo Chávez anunció la adopción de dos tipos de cambio, frente al de 2,15 por dólar que estaba vigente desde febrero del 2005: uno de 2,6 por dólar, que se aplicará a las importaciones de bienes básicos, como alimentos, medicinas y maquinaria, que tienen un peso de 30 por ciento en las adquisiciones de Venezuela; y otro de 4,3 por dólar, con el que se liquidarán las compras externas de los demás artículos, incluyendo automóviles, textiles y telecomunicaciones, entre otros.

Tales variaciones tendrán impacto en Colombia, aunque limitado, por cuenta de la decisión unilateral ya adoptada por Venezuela de tratar de llevar el comercio binacional a cero. En cambio, pueden afectar más a aquellos países que aspiraban, en forma oportunista, a llenar el vacío.

Decisíon Retardada

Aparte de ese cálculo, la verdad es que los analistas económicos esperaban una decisión desde hace meses. La razón es que la inflación acumulada en los últimos cinco años llegó a 162 por ciento, una de las más altas del mundo. Esa situación condujo a una sobrevaluación de la moneda que, en términos prácticos, hizo mucho más baratos los productos traídos de afuera que los hechos internamente. Ahora la lógica indicaría que las medidas deberían estimular a la industria y a la agricultura local, que serían más competitivas.

El problema es que nada de eso está asegurado. Es conocida la hostilidad del gobierno bolivariano hacia el sector privado, lo que asegura que las inversiones en nueva capacidad productiva brillen por su ausencia. Eso para no hablar de un clima interno cada vez más difícil, en un escenario de polarización política, de creciente inseguridad ciudadana, de escándalos de corrupción y de racionamientos de agua y luz. Ayer, para no ir más lejos, se anunció que los cortes de electricidad en Caracas llegarán a cuatro horas cada dos días, por lo menos hasta mayo.

Inflacion hasta 60%

Debido a esa situación, los expertos predicen que la descolgada del bolívar tendrá un impacto directo en los precios. Firmas como Moody’s, por ejemplo, pronostican un alza de la inflación hasta del 60 por ciento este año, con lo cual la caída en el ingreso real de los venezolanos será inevitable. Ante lo sucedido, las voces de protesta han aumentado y la oposición ha convocado a una manifestación de rechazo a las medidas el próximo 23 de enero.

En respuesta, la administración chavista ha enfocado sus baterías en contra de los comerciantes, como lo pudo comprobar la cadena Éxito, cuyos almacenes fueron cerrados durante 24 horas por mandato oficial. Esas medidas, sin embargo, tendrán un efecto limitado y pueden ocasionar problemas de abastecimiento si se mantienen, pues nadie querrá vender a pérdida si sus costos suben.

Razón Política

Para el Palacio de Miraflores, no obstante, el tema principal es otro. Gracias al nuevo tipo de cambio, los ingresos petroleros de Venezuela se liquidarán a 4,3 bolívares por dólar, lo que, en la práctica, duplica la que es su principal fuente de recursos fiscales. Dicha circunstancia permitirá aumentar el gasto público, con lo cual las fuerzas gobiernistas aspiran a mantener sus mayorías en las elecciones legislativas de finales de septiembre. Eso, por supuesto, si los venezolanos, cansados del mal manejo y el despilfarro, no deciden darle la espalda a una revolución que vocifera mucho y hace poco por mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

eL tIEMPO 13-01-2010

Turbulencias en la región andina La guerrilla de las FARC y su red de complicidades agudizan la tensión entre Colombia, Venezuela y Ecuador

MAITE RICO.

El descubrimiento de sofisticados lanzacohetes del Ejército venezolano en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), los vínculos de esa guerrilla con Ecuador y la negociación entre Bogotá y Washington para el uso de bases colombianas amenazan con desatar en la región andina una crisis sin precedentes, en un momento en el que la Organización de Estados Americanos (OEA) está siendo cuestionada como instancia mediadora.

La guerrilla colombiana, cada vez más debilitada, se ha convertido paradójicamente en el gran factor de desestabilización regional al haber asentado en los países vecinos, gracias a complicidades políticas, sus redes de retaguardia, abastecimiento de armas y tráfico de cocaína.

El hallazgo, en un zulo del Frente 43 de las FARC, de cinco lanzacohetes AT-4 de fabricación sueca, capaces de destrozar blindados o instalaciones fortificadas, ha disparado las alarmas en Colombia. Unos correos electrónicos de los ordenadores incautados a Raúl Reyes, número dos de la guerrilla, daban cuenta, en enero de 2007, de que los generales venezolanos Hugo Carvajal, jefe de Inteligencia Militar, y Clíver Alcalá, hombres de confianza de Hugo Chávez, habían hecho llegar a las FARC “cohetes antitanque de 85 milímetros”. Las piezas empezaban a encajar. “Les dimos a los suecos los números de serie”, explica una fuente de Defensa de Colombia. “El 20 de junio nos confirmaron que esas armas habían sido vendidas al Ejército venezolano. Está claro que las desviaron”.

Suecia aún espera las explicaciones de Chávez. Del lado ecuatoriano, un vídeo del jefe militar de las FARC, el Mono Jojoy, difundido la pasada semana, confirmaba la entrega de fondos a la campaña electoral del presidente Rafael Correa, que también consta en los ordenadores de Reyes.

Una vez más contra las cuerdas, Chávez y Correa optaron por la estrategia de defenderse con un buen ataque. Los improperios contra el Gobierno colombiano encontraron su mejor asidero en la decisión de Bogotá de permitir el uso de bases militares a su principal aliado, Estados Unidos, para compensar el cierre de la base ecuatoriana de Manta.

Chávez congeló las relaciones con Bogotá, y Correa, que había roto los lazos diplomáticos en 2008, tras el ataque contra el campamento de Reyes en Ecuador, le declaró la guerra comercial e impuso aranceles a más de 1.300 productos. Ambos han iniciado una ofensiva en los foros latinoamericanos para aislar a Colombia, a la que definen como “la principal amenaza para Suramérica”.

“Quito y Caracas usan el tema de las bases como una cortina de humo”, dice el analista colombiano Alfredo Rangel. “El acuerdo supone dar mayores facilidades de acceso en cinco bases a los norteamericanos, que ni siquiera van a incrementar sus fuerzas”.

Bajo el fuego graneado de unos vecinos hostiles, el Gobierno de Colombia, que ha mantenido hasta ahora una línea de apaciguamiento, analiza la posibilidad de demandar a Chávez y a Correa en los tribunales internacionales por su apoyo a una narcoguerrilla considerada terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos.

Hasta ahora, ha sido Ecuador quien ha presentado demandas contra Colombia por la fumigación de cultivos ilegales en la frontera y por el bombardeo que acabó con la vida de Raúl Reyes y otras 25 personas. No sólo eso: la fiscalía ecuatoriana ha puesto todo su empeño en detener, por aquel ataque, a Juan Manuel Santos, ex ministro de Defensa de Colombia y potencial candidato a la presidencia. Interpol ya ha rechazado la orden de captura emitida por el juez Daniel Méndez, que se ha destacado por dejar en libertad a connotados miembros de las FARC detenidos en Ecuador.

La ofensiva contra Santos ha colmado la paciencia de Colombia. La oposición ha cerrado filas en torno al Gobierno y al ex ministro, y cada vez más voces reclaman una actuación contundente del Ejecutivo de Álvaro Uribe, que pasaría por acusar formalmente a Caracas y a Quito de violar las resoluciones de la ONU.

La UE ha dado su respaldo a Uribe, pero poco puede hacer en la crisis. El ofrecimiento de mediación de José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, es visto con recelo. El organismo americano tiene en su poder todo el material confiscado a las FARC, y en ámbitos oficiales colombianos se echa en falta “una actuación más clara”. Un reciente editorial de la influyente revista Semana vapuleaba a Insulza por su papel en la crisis hondureña y le acusaba de ser un “pésimo negociador” y de estar más preocupado por mantener el apoyo de Chávez y el eje bolivariano para garantizar su reelección al frente de la OEA.

http://www.elpais.com

Chávez ‘abusa de su poder’ para conseguir el Sí, afirma encuestadora

The Associated Press

HUGO CHAVEZ desfiló entre sus simpatizantes durante un mitin en el barrio caraqueño Petare a favor de la enmienda constitucional que se decide el próximo domingo. La manifestación coincidió con una protesta a favor del No también la capital.
AP
HUGO CHAVEZ desfiló entre sus simpatizantes durante un mítin en el barrio caraqueño Petare a favor de la enmienda constitucional que se decide el próximo domingo. La manifestación coincidió con una protesta a favor del No también la capital.

El presidente venezolano Hugo Chávez está “chantajeando a su propio pueblo” con una intensa campaña de presión para que los venezolanos voten en favor de su reelección ilimitada, afirmó el lunes el director de Datanálisis, una de las encuestadoras más importantes de Venezuela.

“Sin duda, (Chávez) está presionando a la población, tratando de decirles ‘sin mí, en Venezuela hay guerra, sin mí, hay vacío, sin mí, en Venezuela hay un desastre porque no existen alternativas'”, señaló Luis Vicente León durante una conferencia en la Americas Society de Nueva York.

El ejecutivo, profesor universitario y columnista, indicó que Chávez “está abusando de su poder” de cara al referéndum del domingo, que si es aprobado por voto popular permitiría la reelección presidencial ilimitada y de otros cargos públicos. Así, en el 2012 Chávez optaría por tercera vez a la presidencia de Venezuela.

León afirmó que si los venezolanos se sienten presionados por la amenaza de violencia en las calles y por un sentimiento de culpabilidad por “el fracaso de la revolución” bolivariana, el mandatario podría ganar la votación.

“Si él logra que esa población vote y que se sienta bajo esa presión, entonces va a ganar y va a ganar cómodo”, afirmó León. “Pero si esa presión es más bien vista por la población como un elemento negativo de radicalismo entonces se podría dar una gran sorpresa y que ocurra algo peor que en el 2007”.

En diciembre de ese año los venezolanos rechazaron por estrecho margen una amplia reforma constitucional que incluía la propuesta de “reelección continúa”. Las elecciones regionales del país hace tan sólo dos meses también representaron una simbólica derrota para Chávez, cuyos aliados perdieron poder en zonas como Maracaibo, la segunda mayor ciudad de Venezuela, y en distritos pobres de Caracas.

León señaló que Chávez “está usando su poder de forma incorrecta” al aprovechar todos los recursos públicos para promover su campaña y “monopolizar la violencia” con su control de las armas. Aún así, dijo León, Chávez no cometerá fraude durante el referéndum.

“Si la oposición gana por un estrecho margen, él lo reconocerá”, afirmó.

El director de Datanálisis señaló que los resultados del referéndum dependen de la capacidad de movilización de Chávez y de la oposición.

“(Chávez) es como un vendedor que tiene la mejor publicidad y mucho dinero, pero el producto que vende es horrible y él lo sabe”, señaló León.

La última encuesta de Datanálisis, realizada a mediados de enero, mostró que el mandatario encabeza con 51,5% la intención de voto para aprobar la enmienda constitucional frente a 48,1% que la rechaza. León, que anunciará los resultados de una nueva encuesta el martes o el miércoles, dijo que los números pueden haber cambiado considerablemente, aunque desconoce en qué dirección.

Alejandro Grisanti, economista para la región andina de Barclays Capital, pronosticó que a finales de marzo Chávez implementará el impuesto de las transacciones financieras y aumentará la tasa del impuesto al valor agregado. Además, si el precio del petróleo no sube, es probable que se devalúe la moneda y aumente el precio de la gasolina, indicó.

“Yo creo que parte de la explicación de porqué (Chávez) intenta realizar la enmienda tan rápido es porque sabe que la crisis económica le forzará a tomar medidas nada populares”, afirmó el economista, que añadió que el mandatario tiene una recesión presupuestaria que suma casi 60.000 millones de dólares.

http://www.elnuevoherald.com